Memoria, ¿la gran olvidada?

La mente humana, a diferencia de los animales, procesa la información que le llega de un modo complejo, permitiendo la percepción (discriminación de estímulos, selección y generalización), la atención (selecciona lo relevante según el interés del sujeto), la memoria (almacenamiento, ya sea temporal, en la memoria a corto plazo o de forma relacional, en la memoria a largo plazo), el pensamiento (planifica la acción) y el lenguaje, lo que les permite al sujeto conectarse con el mundo que lo rodea y tratar de comprenderlo. El objeto de conocimiento es aprehendido en un primer momento por el sujeto cognoscente, quien se hace de ese objeto una rodea, o representación mental de los aspectos para él más relevantes. Si los vincula a otros conocimientos anteriores se integrará a la estructura cognitiva de modo significativo y no arbitrario, lo que le permitirá utilizar esos conocimientos en el futuro, a través del pensamiento y expresarlos a través del lenguaje. (Educación en la Guía 2000)

 Sabemos hoy, gracias a las neurociencias, que los procesos mentales de recuperación de información, recuerdos, ponen en juego diversas zonas cerebrales. Y que esta actividad es fundamental en la toma de decisiones. Es, por tanto, una gimnasia mental que no está de más tener en cuenta entre los patrones de actividades de nuestros peques.

¿Cómo ejercitar la memoria? ¡Jugando! No iba a ser de otra forma, por ahora. Desde “Mi rincón de estudio infantil” nos ofrecen este juego de memoria publicado en “Palabras Amigas”

ELIGE UN TEMA Y…¡A REFORZAR LA MEMORIA!

 

Se trata del conocido juego de parejas con las cartas boca abajo.  Con el que seguro que los y las peques pasaran un buen rato. Y nosotros también.

juego de memoria